Ir al inicio

[ Información institucional | Trabajos especiales | Informes Técnicos | Publicaciones | Links Utiles | Contacto | Politica de Privacidad ]

Embargos por Alimentos y Ejecutivos - Salario Mínimo, Vital y Movil

Las empresas y entidades, pueden recibir notificaciones judiciales a través de las cuales se traben embargos sobre los haberes de los empleados.

Ante ello, y sin perjuicio de la necesaria consulta al sector legal correspondiente, realizamos este trabajo, a los fines de aportar información que consideramos puede llegar a ser útil, especialmente para el área de recursos humanos, a los fines de tener una primera aproximación a una conflictiva como la señalada.

Una primera lectura, debe pasar, por analizar el texto del oficio judicial, a los fines de determinar el exacto alcance del embargo trabado, en el que también cabe analizar el origen o concepto que se reclama, atendiendo a la naturaleza del juicio que ha dado lugar a la orden de embargo.

En el caso de que el embargo de haberes sea por alimentos o litis expensas ello debe surgir claramente del texto del oficio, porque en esos supuestos – a diferencia de los embargos ordenados en juicios ejecutivos o en cualquier otro tipo de proceso - no se aplica la inembargabilidad del sueldo mínimo vital mensual, con lo cual el monto sobre el cual se aplicará el porcentaje dado por el decreto 484/87 es el salario bruto.

Entonces es importante separar estos dos supuestos. Cuando el embargo se decreta en un juicio por alimentos o litis expensas en el caso de extinción del contrato de trabajo - sea por la causal que fuera (mutuo acuerdo o despido con o sin justa causa) - las sumas debidas al trabajador (indemnización por despido, SAC y vacaciones proporcionales, integración mes de despido, preaviso, etc.) deben tomarse conjuntamente y sobre el total se debe calcular el porcentaje que establece el art. 1º del decreto 484/87 (esto es 10% en el caso de que la suma debida al trabajador no supere el doble del Salario Mínimo Vital mensual; y 20% en el caso de que las sumas debidas al trabajador superen el doble del Salario Mínimo Vital Mensual.)

Cabe recordar al respecto, que los nuevos valores fijados por la Resolución nº 03/2008 del CNEPySMVM, con respecto al Salario Mínimo Vital y Móvil, han quedado fijados del siguiente modo:

  • A partir del 01/08/2008, en $1200 para los trabajadores mensualizados que cumplen la jornada legal de trabajo a tiempo completo y de $6 por hora para los trabajadores jornalizados.

  • A partir del 01/12/2008, en $1240 para los trabajadores mensualizados que cumplen la jornada legal de trabajo completo y de $6,20 por hora para los trabajadores jornalizados.

Para el caso de que el embargo de haberes sea dispuesto en un proceso que no sea por reclamo de alimentos o litis expensas, el artículo 120 de la Ley de Contrato de Trabajo establece que el salario mínimo vital es inembargable. A su vez el Decreto Nº 484/87, reglamenta dicho artículo, disponiendo que las remuneraciones superiores al Salario Mínimo Vital Mensual, son embargables en la siguiente proporción:

  • Remuneraciones no superiores al doble, el 10 % del importe que excediere el Salario Mínimo Vital mensual.

  • Haberes superiores al doble del Salario Mínimo Vital Mensual, hasta el 20% del importe que excediere de este último.

De modo que en estos casos primero se deduce del salario bruto el Salario Mínimo Vital mensual y sobre el saldo se aplican las retenciones antes mencionadas.

El sueldo bruto se tomará sólo como referencia para el cálculo del monto a embargar. El descuento del embargo de los haberes se efectuará luego de haber aplicado las deducciones de ley sobre el sueldo.

Todo lo dicho respecto al embargo periódico o mensual de haberes es aplicable a las indemnizaciones debidas al trabajador o sus derecho- habientes con motivo del contrato de trabajo o de su extinción. Así lo establece el art. 149 de la Ley de Contrato de Trabajo.

Este artículo a su vez es reglamentado por el art. 3º del decreto 484/87 el cual establece que: "Las indemnizaciones debidas al trabajador o a sus derecho-habientes con motivo del contrato de Trabajo o su extinción serán embargables en las siguientes proporciones:

  • Indemnizaciones no superiores al doble del Salario Mínimo Vital mensual, hasta el diez por ciento (10%) del importe que excediere de este último.

  • Indemnizaciones superiores al doble del Salario Mínimo Vital mensual, hasta el veinte (20%) del importe de que excediere este último.

A los efectos de determinar el porcentaje de embargabilidad aplicable de acuerdo con lo previsto en el presente artículo, deberán considerarse conjuntamente todos los conceptos derivados de la extinción del Contrato de Trabajo".